Ancianos: ¿los miembros más sabios de una sociedad?

Hay un proverbio chino que dice: “Se comienza a envejecer cuando se ha terminado de aprender”. Antiguamente se consideraba a los ancianos los miembros más sabios de una sociedad, pero con el paso de los años la vejez es un concepto que se ha ido desvirtuando.

El verano pasado tuve la oportunidad de asistir a un curso sobre la participación de las personas mayores en la sociedad actual, organizado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, y durante su desarrollo, expertos en la materia coincidían en que este colectivo está despertando del letargo al que estaba sometido y en consecuencia, reclamaban que fuera reconocida la contribución social de los mayores como agentes de desarrollo en la sociedad.

En Bélgica existe una Universidad de Adultos desde hace más de 30 años y cuenta hoy con alrededor de 5.000 miembros, sin límite de edad, para los cuales se organizan talleres, excursiones, cursos y seminarios. En España, existen algunos cursos subvencionados, pero si se compara con otras experiencias europeas, tiene todavía mucho camino por recorrer.

Si tenemos en cuenta que el Libro Blanco de la Dependencia, redactado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, concluye que el envejecimiento en España se acelerará durante la siguiente década, parece obvio que nos encontramos ante la necesidad de que tanto la sociedad como los poderes públicos tomen conciencia de la riqueza social de este colectivo de mayores, poniendo a su alcance nuevos cauces de participación en vez de recluirlos en espacios aparte.

Esta entrada fue publicada en Tercera Edad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>