Envejecimiento de la población

Los avances en la medicina han traído consigo nuevos fármacos y tratamientos que han disminuido la tasa de mortalidad e incrementado la expectativa de vida. Pero la combinación del aumento de la esperanza de vida con las bajas tasas de natalidad, hace que España sufra un acelerado proceso de envejecimiento de la población. Esto se traduce, por el contrario, en grandes perspectivas de desarrollo del sector de la atención a las personas dependientes, que por la pérdida de autonomía física o psíquica tienen necesidad de asistencia.

A su vez, se está dando un aumento de las enfermedades crónicas, aquellas de duración prolongada, y de hecho, ocupan los primeros lugares entre las causas de mortalidad en todos los grupos de edad.

La atención a personas dependientes suele comenzar en el ámbito familiar, pero la mayoría de la veces, la incapacidad de afrontar cierto tipo de enfermedades hace necesaria una atención profesionalizada. Afortunadamente, hoy en día existen muchos centros especializados, como aquellos destinados al tratamiento del ictus.

En muchos casos no podría ser de otra manera, ya que el impacto que supone el vivir con un enfermo en el estilo de vida o en la salud de los miembros de la familia no es algo fácil de llevar.

Esta entrada fue publicada en Tercera Edad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*